La página del Instituto Nacional de Meteorlogía lleva más de una semana anunciando lluvias para hoy en esta zona, pero al cielo de Mojácar, por lo visto, no le mola la lluvia. Apreciamos nubes de tormenta muy al sur, y amenaza de lluvia al norte, incluso hay un gran nubarrón gris oscuro sobre Sierra Cabrera, pero el azul sigue siendo una constante justo encima de nuestras cabezas. No digo que nunca llueva, solo que es muy raro, de hecho, si desde hoy contamos hacia atrás, digamos doce meses, nadie recordará una lluvia como Dios manda. La ciencia de la meteorología se topa una y otra vez con este cielo que repele el mal tiempo. Cuando la previsión es del cien por cien, o sea, sí o sí, es posible que nos acordemos de los paraguas durante unas horas, y que incluso caigan cuatro gotas, pero serán eso, cuatro gotas, cinco a lo sumo, que no sirven ni para regar macetas, y que lo suelen poner todo perdido, de tierra, porque en el cielo de Mojácar hay un desierto. 20140925_143042[1]


Deja tu comentario